Cocina de aprovechamiento 

Será porque llevo sangre valenciana y ya que la paella es un gran ejemplo de ello (surgió en las zonas rurales de Valencia entre los siglos XV y XVI, por la necesidad de los campesinos y pastores de una comida fácil de preparar con los ingredientes que tenían a mano en el campo) soy fan de la cocina de aprovechamiento. Me encanta reciclar restos de comida para hacer nuevos platos. También, comprar un pollo y hacer: con los muslos y contramuslos (más medio conejo, verduras y hortalizas, arroz y especias), una paellita; con la carcasa y las alas (más unas verduritas como puerro, apio, patata, zanahoria…) un caldito; las pechugas fileteadas a la plancha, y con los restos del caldo, crema de verduras y croquetas.

 Sabiéndolo, mi ex-compañera de trabajo y amiga Silvia, , un día me pasó una receta de Pan integral de Plátano y me dijo, “nunca más volverás a tirar plátanos maduros”. Totalmente cierto. Nunca más los he tirado. Incluso, en mi antigua oficina disponíamos de fruta. Cuando a veces se atrasaban los plátanos y se ponían negros me los llevaba a casa y al día siguiente volvían en formato pastel. Porque aunque la receta lo titule pan, es más bien un bizcocho.

Ayer mi cuñado vino a casa y me dijo, “se te están estropeando estos plátanos”, a lo que le contesté, “no te preocupes, mañana hago el pan de plátano”.
Bueno, aquí os dejo la receta (la original, aquí, es para Thermomix; abajo os la dejo adaptada para quien no tenga la máquina) y una imagen de cómo han quedado (he hecho dos, uno para nosotros y otro para mi cuñado). ¡La pena es que las nuevas tecnologías no permitan aún compartir los aromas! ¡Huele, mmmmm!

Pan Integral de Plátano

Ingredientes: (para 12 raciones)

– 85 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

– 200 gr. de azúcar moreno

– 2 huevos

– 60 gr. de leche

– 3 plátano maduros (300-330 gr.)

– 240 gr. de harina integral

– 1 cucharadita de bicarbonato

– ½ cucharadita de sal

– 40-50 gr. de nueces troceadas o 25 gr. de nueces troceadas y 25 gr. de uvas pasas

 
Preparación:

Precalentamos el horno a 180º y forramos un molde con papel de hornear (o lo engrasamos con un poco de mantequilla).

Con un procesador de alimentos o unas varillas eléctricas mezclamos bien la mantequilla, el azúcar y los huevos.

Añadimos la leche y los plátanos aplastados (con un tenedor) y mezclamos bien.

Incorporamos la harina integral, el bicarbonato, la sal y las nueces (o nueces y uvas pasas). Mezclamos durante unos segundos, hasta que quede todo bien integrado.

Vertemos la mezcla en el molde y horneamos durante 45-50 minutos, a 180º (antes de sacarlo, pinchamos con un palillo y cuando salga limpio es que ya está hecho).

Sacamos del horno, dejamos templar y desmoldamos sobre una rejilla.

Anuncios