Una relación muy duradera

Os pensaréis que voy a hablaros de mi matrimonio… Pues si bien es verdad que después de más de 16 años casados y casi veinte años juntos es una relación muy duradera he de confesar que hay otra que dura aún más. Tampoco penséis que voy a hablaros de mis amigas, o de mis relaciones familiares, aunque vengan aún de más atrás.

Se trata de una relación íntima con alguien que lleva conmigo más de veinte años. Yo tendría unos 20 años cuando empezamos nuestro “romance”.

Conoce mi cuerpo a la perfección. Nota cada gramo que engordo o adelgazo. Percibe a  como envejece lentamente mi cuerpo. Sabe si me estoy cuidando la piel como debería. Si es verano o invierno por mi grado de bronceado… En el pasado, ha compartido conmigo mis noches de juerga, mis citas, mis viajes… Actualmente sabe cuando tengo una cena, cuando me voy de vacaciones, etc. Vamos, siempre ha estado compartiendo conmigo los mejores momentos!

Algunas veces le soy infiel, y aun y así, jamás me ha abandonado o me ha fallado.

Sí, lo confieso, tengo una relación con una máquina! Con mi “Silkepil”. Temo el día que me deje, porque dudo que vuelva a tener otra relación tan duradera!

Anuncios