Tortilla de patatas express (y baja en calorías)

Hacía días que no escribía post en el blog. Ayer no tenía nada preparado para cenar y decidí hacer una tortilla de patata express. Y que además tiene un 30% menos de calorías. Así que he pensado en compartir la receta.

El truco está en freir (o no freir, según se mire) la patata con la mínima cantidad de aceite. Yo lo hago indistintamente de dos maneras.

La primera en una máquina de cocinar multifunción programable . Yo tengo uno que se llama Sabores de la marca Mercedes, pero las hay de Taurus, Moulinex, etc.

La segunda es en el microondas. Esta es la que suelo hacer en vacaciones, cuando voy a la playa o a la montaña, ya que las máquinas también hacen vacaciones y se quedan en Barcelona cuando yo me voy.

Os aseguro que queda muy rica. En casa no se dan cuenta si está hecha de una u otra manera. Es más, cuando hago cenas en casa o catéring para un cumpleaños, etc. siempre las hago así. Y suelen decirme que me quedan muy buenas.

Os doy la receta al micro ya que casi todo el mundo tiene microondas y pocos tendrán la máquina en cuestión. Pero la técnica y los tiempos son los mismos. La diferencia está en usar el microondas o la máquina para cocinar la patata (y la cebolla), ambos a la máxima potencia.

Ingredientes:

  • 5 o 6 patatas medianas
  • 1 cebolla dulce o tierna mediana
  • 3 o 4 huevos grandes
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación:

Preparamos las patatas como siempre, las pelamos, las lavamos y las cortamos en láminas del mismo grosor aproximadamente. El truco es hacerlas finitas para que se hagan antes. Si tenéis mandolina, mejor que mejor. Lo mismo con la cebolla. Cuando está todo listo, ponemos las patatas y la cebolla en un recipiente apto para microondas, que sea amplio. Las sazonamos con sal y echamos un chorrito de aceite de oliva virgen extra por encima. Le damos una vuelta para que el aceite impregne la totalidad de las patatas y la cebolla. Luego cubrimos el recipiente con papel transparente, pinchando por encima varias veces para que el vapor pueda ir saliendo.
Metemos en el microondas y programamos a 750W durante unos 10 minutos más o menos. Las patatas estarán hechas pasado ese tiempo, aunque si necesitan algún minuto más, volver a meterlas a la misma potencia, ya que puede variar de un microondas a otro.

Cuando estén listas, el resto es como siempre. Batir los huevos en un recipiente hondo, echar las patatas y la cebolla, mezclar bien. Poner una sartén antiadherente al fuego con muy poco aceite y echar la mezcla. Cuando esté cuajado por ese lado, dar la vuelta con la ayuda de un vuelve-tortillas, o de un plato llano o de una tapadera. Y se cuaja por el otro lado, “et voilà”.

¡En la mitad de tiempo y además “light”! ¡No se puede pedir más!

Anuncios

Hacer la maleta para los campamentos

Estamos en plena época de preparar las maletas de los niños para los campamentos, colonias, viajes al extranjero… y nos asaltan las dudas de cómo ayudarles a organizarse con las maletas y el equipaje mientras estén fuera, y para volver, etc. Aquí os dejo unos pequeños trucos que a mí me funcionan bastante bien:

  • Asegurarse bien de lo que necesita, hacer una lista y repasar que metemos todo en la maleta.
  • Elegir una maleta o mochila algo más grande de lo que necesita. Que quede espacio “a la ida”, ya que a la vuelta, cuando hacen ellos el equipaje suelen doblar peor y cabe mucho menos. Y además por si compran algún souvenir que ocupe bastante espacio.
  • Enrollar la ropa, así ocupa mucho menos.

  • Ordenar la ropa por tipos: las camisetas todas juntas, los pantalones todos juntos… otra opción es enrollar “paquetitos” con los conjuntos de cada día. Yo lo hago cuando van con el cole un par o tres días.
  • Poner al fondo lo que es menos probable que usen: zapatillas de repuesto, chubasquero, etc.
  • Marcarlo todo con el nombre y el apellido.
  • Cuando ya está todo, ponerle una lista con todo lo que lleva en la maleta. En mi caso, la maleta tiene dos compartimentos, así que pongo dos listas, una a cada lado. Esas listas también son útiles a la hora de hacer ellos la maleta para la vuelta. Para controlar que lo lleven todo.

Las rosas de Sant Jordi màs dulces

Otro año más hemos celebrado el día de Sant Jordi, donde la tradición manda regalar rosas y libros.

Este año he hecho estas dulces rosas de gominola.

Aquí os traigo el vídeo en el cual se muestra lo fácil que es hacerlas.

¡Feliz y dulce día de Sant Jordi!

¡STOP PIOJOS! ¡ESTO ES LA GUERRA!

Hace años trabajábamos para un laboratorio que quería hacer campaña de publicidad de su exitoso producto antipiojos. Decidimos hacer un focus group con unas cuantas mamás de la agencia para entender mejor las necesidades del consumidor. Recuerdo como si fuera ayer a Sara, amiga y compañera, que entonces tenía dos niños pequeños (tendrían 5 y 6 años) que se levantó porque nos dijo que no podía a ayudarnos, que sus niños nunca habían tenido piojos (y mostrando la seguridad del que piensa que sus hijos nunca los iban a tener). El resto, cuando salió de la sala dijimos todas, “ya tendrán”. Y efectivamente, ahora Sara ya forma parte del club de los papás expertos en la lucha contra los piojos.

Y es que no sé por qué, este es un tema tabú. El gran problema de los piojos es la falta de prevención. Si todas familias tuviesen unas rutinas de prevención (revisar semanalmente las cabezas de los niños), si una vez detectados se avisase al entorno (colegio, amigos, primos…) para que se pudiesen revisar a los otros niños, si después del tratamiento se siguiese revisando por si quedó alguna liendre, etc. Tendríamos mucho ganado en esta guerra contra estos parásitos.

Para prevenir hay muchos trucos y consejos. Yo os dejo los que me han funcionado a mí:

– Esencia de árbol de té. Yo pongo unas gotas en el champú. También pongo agua en un vaporizador con unas gotas y rocío con esta mezcla las almohadas, edredones, sofás…

– Evitar que los niños compartan peines, cepillos, gorros, gorras…

– Llevar el pelo muy muy corto los chicos y muy recogido las niñas. Los piojos no saltan. Por tanto el contagio es por el contacto de pelo de una cabeza con otra. Si el pelo está muy corto o recogido, dificultamos la labor a estos malditos.

– Ojo con las piscinas, son un foco de contagio, porque los piojos resisten al agua.

Pero al lío, si tu hijo se rasca la cabeza, lo más probable es que los piojos estén ahí pero ¡que no cunda el pánico; la guerra a los piojos se puede ganar!

  1. Si el niño o la niña se rasca la cabeza, procede a revisar el pelo.
  2. Utiliza una liendrera, idealmente de púas largas y metálica. Yo soy fan de la liendrera Assy. Se compra en farmacias y no es barata (sobre los 20€), pero merece la pena.
  3. Separa el pelo por mechones y ves pasando la liendrera poco a poco. Sobre todo, no te dejes ninguno.
  4. Utiliza un producto que puedes adquirir en farmacias. Yo recomiendo usar los que no tienen insecticidas.
  5. Importante, deja el producto por lo menos el doble de tiempo de lo que indica el fabricante. Si le pones al niño un gorro de ducha, mucho mejor, ya que los asfixia. Yo, si no tengo gorro de ducha de plástico les envuelvo la cabeza con papel film. ¡También va genial!
  6. Y luego, vuelve a repasar el pelo de nuevo con la liendrera para eliminar piojos y liendres supuestamente muertas.
  7. Después, lava el pelo del niño. Yo añado unas gotas de esencia de árbol de té al champú. Va muy bien.
  8. Lava sábanas, toallas, ropa y pijama a 60 grados. Y sobre todo, lava cepillos, peines y la liendrera con agua hirviendo con unas gotas de vinagre.
  9. Revisa la cabeza del niño (preferiblemente con la liendrera) durante los próximos 7 días para garantizar su eliminación total.

Otra opción es ir a un centro especializado donde ellos se ocupan de eliminar los visitantes de la cabeza de tu hijo. Algunos centros hacen un descuento si llevas varios hermanos.

Y si reaparecen pasado un tiempo… No desesperes, suele pasar. Simplemente, ¡hay que volver a empezar!

Día Internacional de la Felicidad

En el día mundial de la felicidad os traigo un “relato de sabiduría”, el cuento de la felicidad escondida.

Al principio de los tiempos, los dioses se reunieron para crear al hombre y a la mujer. Lo hicieron a su imagen y semejanza, pero uno de ellos dijo:
-Un momento, si vamos a crearlos a nuestra imagen y semejanza, van a tener un cuerpo igual al nuestro y una fuerza e inteligencia igual a la nuestra. Debemos pensar en algo que los diferencie de nosotros, de lo contrario estaremos creando nuevos dioses.

Después de mucho pensar, uno de ellos dijo:

-Ya sé, vamos a quitarles la felicidad.

Pero… ¿dónde vamos a esconderla? – respondió otro.

– Vamos a esconderla en la cima de la montaña más alta del mundo.

– No creo que sea una buena idea, con su fuerza acabarán por encontrarla.

– Entonces… podemos esconderla en el fondo del océano.

– No, recuerda que les daremos inteligencia, con la cual, tarde o temprano construirán una máquina que pueda descender a las profundidades del océano.

– ¿Por qué no la escondemos en otro planeta que no sea la tierra?

– Tampoco creo que sea buena idea, porque llegará un día que desarrollarán una tecnología que les permita viajar a otros planetas. Entonces conseguirán la felicidad y serán iguales a nosotros.

Uno de los dioses, que había permanecido en silencio todo el tiempo y había escuchado con interés las ideas propuestas por los demás dijo:
– Creo saber el lugar perfecto para esconder la felicidad, donde nunca la encuentren.
Todos le miraron asombrados y le preguntaron:
– ¿Dónde?
– La esconderemos dentro de ellos mismos, estarán tan ocupados buscándola fuera, que nunca la encontrarán.

Todos estuvieron de acuerdo, y desde entonces el hombre se pasa la vida buscando la felicidad sin darse cuenta que la lleva consigo.

El service (sistema de turnos para el “trabajo” de los niños en casa)

A medida que los niños empezaron a crecer les empezamos a educar en la responsabilidad de colaborar en las tareas de la casa. Tareas sencillas y adecuadas a su edad: poner la mesa, quitarla, hacer la cama, recoger…

Cuando Jorge también tuvo edad de colaborar habitualmente establecimos un calendario de turnos. Cada día de la semana uno de los tres era el responsable de colaborar. Tras un tiempo con este sistema rotativo empezaron los problemas: que si a mí me toca siempre el fin de semana y trabajo más, que si a mi hermano siempre le toca cuando no comemos en casa

Ya harta, un día les senté a los tres y les pregunté “qué os parecería estar dos semanas enteras sin colaborar”. Los tres abrieron los ojos como platos y me miraron como si estuviese bromeando. Les aseguré que hablaba en serio y volví a preguntarles qué les parecía. Evidentemente, los tres contestaron que les parecía maravilloso, que estarían encantados.

Y así empezó el calendario semanal de “service” en casa, según el cual cada semana sólo uno de ellos es el responsable de colaborar en las tareas del hogar: poner y quitar la mesa, vaciar el lavaplatos y guardarlo todo, colocar los platos sucios en la máquina, ayudar a colocar la compra cuando volvemos del súper, etc. Eso sí, hacerse la cama y poner la ropa sucia en el cesto es responsabilidad de cada uno.

De verdad, se acabaron las peleas por este tema. A mí me ha funcionado mientras que los turnos por día fueron un drama.

Me resultaba tremendamente difícil repartir 7 entre 3 y teniendo en cuenta que hay 4 días laborables muy parecidos, el viernes que depende de si nos quedábamos o si salíamos de fin de semana era muy diferente y luego el fin de semana que a veces estábamos los dos días en casa y se trabajaba un montón y a veces estaba plagado de compromisos familiares y/o sociales y apenas parábamos en casa. ¡Quizás si tienes 7 hijos (o 14, múltiplo de 7) funcione bien!

Truco para formar croquetas

He escrito varios posts sobre cocina de aprovechamiento (sabéis que me chifla) y otro con la receta de la “escudella”. Hace un par de días volví a hacerla. Pero esta vez con las verduras sobrantes hice “Trinxat” (otro día pongo la receta) y con los muslitos de pollo hice masa para croquetas.

Ayer, antes de ir a cenar fuera con unos buenos amigos del colegio, me puse a formar las croquetas. Me estaba resultando muy pesado cuando recordé un truco de mi madre: ¡¡¡la manga pastelera!!! Lo probé y realmente es mucho más rápido y además las croquetas quedan perfectas. ¡Igualitas a las de los cáterings!

Es muy fácil, pones la manga sin boquilla en un vaso alto para poder rellenarla con la masa de las croquetas. Luego, sobre un papel de horno vas presionando la manga y cortándola mientras va saliendo, a unos 3 cm de longitud. Luego, cuando las tienes todas cortadas, las pasas por huevo y por pan rallado… ¡Y listas para freír, o para ir al congelador para el próximo día!

Truco para “robar” unos minutos a la mañana

Ayer cené en casa de una mamá del colegio de mi hijo mayor. Estábamos allí reunidas un grupo de madres que hemos impulsado y que estamos impartiendo un taller sobre “Smart Communication Skills” a los chicos de bachillerato. Habíamos quedado para acabar de organizar el calendario del curso, los contenidos, la organización de los grupos, etc.

La verdad es que lo pasamos muy bien. Pudimos trabajar y avanzar mucho en el proyecto; tomamos una cena perfecta que nos había preparado Mar, nuestra anfitriona; charlamos y nos hicimos algunas confidencias, y lo mejor de todo es que nos reímos muchísimo.

Finalmente, tras unas tres horas de charlas, confidencias y risas, dimos por concluida la reunión. Y nos dispusimos a recoger la mesa y llevarlo todo a la cocina. Cuál fue mi sorpresa al entrar y ver la mesa. Su marido y sus tres hijas después de cenar y de recoger la cocina habían dejado ya preparada la mesa para el desayuno. Me pareció una manera estupenda de “robarle unos minutillos a la mañana, cuando todo son prisas y el tiempo escasea. A partir de YA mismo queda instaurado en casa. ¡Gracias Mar y familia!

Rollitos de hojaldre con chistorra

Hoy hemos celebrado el cumple de mi sobrina Rita, que mañana cumple 9 años. Se trataba de una comida, y mi madre y Carme, la otra abuela, han preparado para el aperitivo unos rollitos de hojaldre rellenos de chistorra buenísimos y muy fáciles de hacer así que aquí os dejo la receta.

Ingredientes:

  • Chistorra
  • Una hoja de hojaldre
  • Huevo
  • Semillas de sésamo y/o amapola (opcional)

Elaboración:

Extender la lámina de hojaldre sobre el mármol con un rodillo. Cortar tiras de unos 5 o 6 cm. En cada un de las tiras de hojaldre poner una Chistorra y enrollar haciendo una especie de “canutillo”. Cortar en porciones cilíndricas de unos 3 cm. Ponerlas un poco separadas sobre un papel de hornear en la bandeja del horno. Pintarlas con el huevo batido. Opcionalmente espolvorear con semillas de sésamo o de amapola. Hornear a 180°C unos 10 minutos o hasta que estén doraditos.

También se pueden hacer con salchicha de Frankfurt. Si haces de ambos tipos puedes espolvorear cada tipo de rollito con un tipo de semilla distinto.

¡Como veis es facilísimo y queda un aperitivo muy resultón!

Qué regalar a un adolescente?

Unos días antes de Navidad estuvieron en casa Silvia y Alejandro, de esos amigos que más que amigos son familia, y nos preguntaron qué podían regalarle a su sobrino adolescente de 14 años. Lo primero que le dije es que no era fácil, que si fuese chica aún… puedes comprarles ropa, cosméticos, bolsos, zapatos… pero a un chico…

Silvia había pensado en comprarle un suéter de Zara, a lo que mis hijos de 16 y 14 años saltaron al unísono: “NOOOO”. Hicimos una especie de lluvia de ideas y pensé recopilarlas en este post para ayudar a otras madres, tías o abuelas que estén en la misma situación:

  • Batería portátil externa
  • Auriculares
  • Altavoz Bluetooth, incluso puede ser un Home Assistant (como el Google Home o el Echo/Alexa de Amazon)
  • Videojuegos
  • Pulsera actividad / Smartwatch
  • Funda para móvil
  • Cámara de acción
  • Cámara de fotos
  • Cargador inalámbrico
  • Mesa de mezclas
  • Dron
  • Bicicleta
  • Scooter freestyle
  • Patinete eléctrico
  • Experiencias: entradas a eventos deportivos o conciertos, entradas para el cine…
  • Una guitarra / Teclado
  • Zapatillas deportivas
  • Maleta/Mochila/Neceser. Es la época de los primeros viajes
  • Juego de mesa
  • Libros
  • Puzzle 5000 piezas o 10000
  • Puzzle 3D
  • Rompecabezas y solitarios

Y a los más presumidos sí puede ser algo de ropa (pero asegúrate que la marca les guste) o una fragancia…